LIBERTADES CIUDADANAS DEL PUEBLO EXTREMEÑO

En los últimos 40 años las libertades ciudadanas han sufrido tal retroceso que se ha llegado a la situación inverosímil de que existiesen más libertades individuales durante el franquismo que en esta Democracia actual. Tal ha sido el nivel de represión gubernamental a los derechos individuales que se ha llegado a una situación donde el gobierno te dicta con sus represoras leyes que puedes decir o no, quien es el bueno o el malo o porque puedes protestas y porque no puedes hacerlo.

Este ataque intolerable a los derechos y libertades individuales del ciudadano ha estado liderado en todo momento por la izquierda, que a medida que avanzada la democracia se volvía más retrógrada y represora sacando su alma republicana, es decir, su alma asesina y genocida. Una represión que ha sido posible gracias a la complicidad política e ideológica de un partido político, el Partido Popular, que ha sido el mayor triunfo de la izquierda rancia y genocida de Paracuellos en toda su historia; tener un partido político que aglutine a la mayoría de este país para que se hagan todas y cada una de las rancias políticas de aquellos que llenaron de sangre los campos de España.


Ante semejante situación de represión de los derechos y las libertades de la ciudadanía es de imperiosa necesidad la derogación inmediata de todas y cada una de las leyes represoras y dictatoriales aprobadas en estos 40 años, así como la elaboración y sanción de nuevas leyes que protejan todos y cada uno de los derechos de los ciudadanos, así como de sus familias. Del mismo modo y para plantar cara a todas y cada una de las organizaciones radicales y generadoras de odio que han surgido a la sombra de las leyes represoras de la Junta de Extremadura, Alianza utilizará todas y cada una de las capacidades jurídicas a su disposición para defender los derechos civiles, las libertades individuales y la independencia de las familias no solo frente al Estado y la Administración, sino también ante las ya mencionadas organizaciones extremistas.




No vamos a tolerar la existencia de ninguna ley, sea cual sea y provenga de donde provenga, que le obligue al ciudadano a pensar, opinar o dirigir su vida y la de su familia según los intereses del Estado o la Administración Pública. Vamos a tomar todas y cada una de las medidas necesarias para garantizar que nadie, absolutamente nadie, intervenga en la libertad de acción, de pensamiento o de conciencia de los ciudadanos y sus familias, cueste lo que cueste, caiga quien caiga y haya que llegar hasta donde haya que llegar. LA LIBERTAD NO SE NEGOCIA, LA LIBERTAD SE DEFIENDE.


Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes